Una iniciativa de:

Contact

Muestra tu rechazo a los «derechos auxiliares» que perjudican a los editores y a la edición digital

Junto con un número cada vez mayor de editores, la AEEPP (Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas) se opone al «canon AEDE» en España y a la creación de un nuevo derecho de ámbito europeo sobre los fragmentos de noticias. Ya trasladamos previamente nuestras preocupaciones a la Comisión Europea, por última vez en diciembre del año pasado.

Esta plataforma pretende concienciar sobre los efectos negativos para los editores y es un instrumento para garantizar que se escucha la voz progresista de los editores europeos de noticias y publicaciones periódicas.

La Comisión Europea quiere saber qué opinas. Ahora.

Acaba de lanzar una consulta pública sobre la creación de un nuevo «derecho afín» (un cuasiderecho de autor especial) a escala de la Unión para los editores de noticias, libros, y revisiones científicas, médicas y técnicas. Se trata de la señal más clara hasta el momento de que la Comisión está ponderando la creación de nuevos «derechos auxiliares». Estos nuevos derechos podrían parecerse a la «tasa por fragmento» implantada en España o Alemania. Incluso es posible que en este caso su ámbito de aplicación sea mayor, amparando no solo a los editores de noticias, sino también a los editores de libros y textos científicos, y cubriendo los fragmentos pero también todas las demás actividades en línea y fuera de línea.

Obtén más información

¿Por qué es importante para los editores?

Supuestamente todo lo hacen en nuestro nombre. Si los editores que creen que no es lo correcto no se pronuncian, Bruselas seguirá creyendo que los editores respaldan estos nuevos derechos. Estamos en la mejor posición para oponernos y para trasladar el debate a medidas que realmente puedan apoyar al sector de la edición en Europa.

Además, estos nuevos derechos no solo se enfrentan a los usuarios de Internet y perjudican la economía digital, sino que también perjudican a los editores.

Obtén más información

¿Qué puedes hacer?

Firma la siguiente declaración abierta dirigida a la Unión en contra de los derechos auxiliares y usa nuestro formulario para responder a la consulta pública. Tardarás 15 minutos.

Compártelo.

Estamos empeñados en que Bruselas escuche una opinión fuerte y alternativa de los editores europeos, y trabajaremos intensamente para asegurarnos de que tu apoyo marca la diferencia en Europa.

Hazte oír ahora: apoya nuestra declaración abierta

Estamos reuniendo el apoyo de los editores a esta declaración abierta dirigida a los responsables políticos. Apóyala: puedes firmar mediante nuestro formulario en línea. También te orientaremos a través de breves pasos para responder a la consulta.

Mientras continúe el debate sobre la creación de nuevos derechos «afines» o «auxiliares» para los editores, abogaremos por un debate abierto, transparente y fundamentado en datos. Aún no hemos visto ninguna prueba o justificación para estos derechos.

Como editores de noticias, información y entretenimiento, seguimos llamando la atención de los responsables políticos europeos sobre el impacto destructor de los nuevos derechos y pagos por enlazar y compartir contenidos de noticias en línea. Estos derechos en Alemania y España hacen que nos resulte más difícil crecer en línea, llegar a nuevas audiencias y desarrollar nuevos mercados. Crean más barreras de entrada para que los editores crezcan en línea. En España, incluso se nos ha privado del control de nuestros propios contenidos y se nos ha obligado a cobrar a través de una entidad de gestión, nos guste o no.

Mientras los que pretenden recuperar o ampliar tales derechos intentan reformular su finalidad, nosotros seguimos creyendo que la creación de nuevos derechos nos reportará principalmente más burocracia y complejidad. En cuanto empresas, abogamos por un marco europeo que reduzca la burocracia, no que la aumente. Nos esforzamos por llegar a nuevas audiencias e innovar para desarrollar nuestro negocio en la era digital. Para obtener frutos necesitamos un entorno propicio para las empresas, no uno que acarree años de debates legislativos, litigios y la participación de intermediarios como las entidades de gestión. Los nuevos «derechos afines», también para las actividades fuera de línea, no tienen ningún valor obvio para nosotros.

Este debate se arrastra desde hace demasiado tiempo. Lo que comenzó en Alemania en 2009, no arrojó ningún resultado positivo en Alemania y España, se rechazó en Francia, Austria y Suiza, se sigue debatiendo siete años después. A pesar de múltiples fracasos y a pesar de las pruebas de que exista un problema con los derechos de autor.

Animamos a la Unión Europea a que se centre en la creación del entorno adecuado para una prensa europea moderna, diversa y con visión de futuro. No se trata de intentar recuperar un concepto tan imperfecto como el de derechos «auxiliares» o «afines». Como primer paso, animamos a las instancias decisorias de la Unión Europea a que se valgan de los medios de que disponen para derogar estas leyes en España y Alemania.